Skip to content
Derribando mitos sobre la caspa

DERRIBANDO MITOS SOBRE LA CASPA

Investigamos más a fondo los mitos detrás de la caída del cabello y la caspa.

Puede que hayas escuchado a alguien decirle a otra persona que se aleje por miedo a contagiarle la caspa. ¿La caspa es realmente contagiosa? ¿Causa pérdida de cabello? Te escuchamos. Seguí leyendo para enterarte el origen de estos mitos sobre la caspa y descubrí si son solo viejas fábulas o en realidad guardan algo de verdad.

MITO 1: CUERO CABELLUDO SECO ES IGUAL A CUERO CABELLUDO CON CASPA.

VERDAD: al igual que la caspa, el cuero cabelludo seco afecta a muchísimas personas, pero hay que destacar que no son lo mismo. Cuando el cuero cabelludo pierde demasiada humedad natural, se vuelve tirante y seco. Las pequeñas cascaritas blancas que caen son el síntoma más reconocible de un cuero cabelludo seco, es decir, de caspa.

Es una posible causa, pero definitivamente no el único responsable de la aparición de la caspa. El principal sospechoso del misterio de la caspa es la Malassezia, un molesto hongo similar a una levadura que crece en zonas oleosas del cuero cabelludo. Los irritantes que produce prosperan en el exceso de grasitud del cuero cabelludo, haciendo que las células de la piel se descamen de forma excesiva y rápida.

Derribando mitos sobre la caspa - Mito 1
Derribando mitos sobre la caspa - Mito 2

MITO 2: LA CASPA CONDUCE A LA CAÍDA DEL CABELLO.

VERDAD A MEDIAS: la caída del cabello puede estar asociada con la caspa, aunque eso de echar culpas no es importante. Estas situaciones no son mutuamente exclusivas. Por el contrario, un cuero cabelludo con picazón podría llevarte a rascarte en exceso y eso conducir al resquebrajamiento del cabello. Una buena sugerencia es controlar lo que comés, los niveles de estrés y la salud del cuero cabelludo en lugar de estar preocupado por el debilitamiento del cabello. De manera muy similar a lo que ocurre con las plantas y el suelo donde se desarrollan, las raíces del cabello están insertas en el cuero cabelludo y, por ende, obtienen de él su nutrición para crecer. Así que, concentrate en tener un cuero cabelludo sano si querés una melena deslumbrante.

La raíz de jengibre es conocida por contener un principio activo que ayuda a reducir la caída del cabello, mientras que sus propiedades microbianas ayudan a controlar la caspa. El shampoo para la caída del cabello de CLEAR elimina eficazmente la caspa y fortalece el cabello desde el cuero cabelludo para lograr que la cantidad caída de cabello sea 10 veces menor^^.

MITO 3: LA CASPA ES CONTAGIOSA

MENTIRA: ¿te acordás cuando, en clase, revisabas la cabeza de la chica sentada en frente? Bueno, el mito más grande y mejor conservado sobre la caspa es, de hecho, una gran mentira. La caspa no puede pasarse de una persona a la otra; de hecho, el hongo que conduce a tener caspa está presente en el cuero cabelludo de todos. Así es. Nadie está totalmente a salvo de los pequeños monstruos que son las cascarillas.

Derribando mitos sobre la caspa - Mito 3
Derribando mitos sobre la caspa - Mito 4

MITO 4: LAVARTE LA CABEZA HABITUALMENTE PUEDE HACERTE ZAFAR DE LA CASPA.

MENTIRA: la quimera de la belleza de los shampoos te tientan con la promesa de un cabello espléndido. Pero si tenés caspa, tenés que recurrir a otros productos más para vencerla. Te dan algo de satisfacción arrastrando la caspa, pero para eliminar el exceso del hongo que se esconde detrás es necesario algo más.

Tal vez quieras buscar un shampoo anticaspa, como CLEAR Ice Cool Menthol. Está formulado para restablecer la barrera protectora del cuero cabelludo y reforzar su potencia de defensa propia mientras aporta nutrición. No solo limpia el cuero cabelludo sino también está formulado con Bio Boosters, el shampoo CLEAR garantiza el fin del flagelo de la caspa recurrente*

¿Vas distinguiendo qué es verdad y qué es ficción? Estás a un paso menos de encontrar la solución justa para las necesidades de tu cabello y cuero cabelludo, que te va a hacer sentir imparable al instante.

^^Por el resquebrajamiento del cabello, en comparación con shampoo sin acondicionador
*sin cascaritas visibles con el uso habitual